Washington. EFE. El presidente de EE. UU., George W. Bush, advirtió ayer a la comunidad internacional que para prevenir una III Guerra Mundial debe evitarse que Irán tenga “conocimientos como para fabricar un arma nuclear”.

A preguntas de los periodistas y en relación con el encuentro celebrado antier entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y su colega iraní, Mahmud Ahmadineyad, Bush dijo que Washington va a “seguir trabajando con Rusia y otros países para enviar a Irán el mensaje de que se le aislará si sigue adelante con su programa nuclear”.

“Si Irán tuviera un arma nuclear, sería una amenaza seria a la paz mundial”, consideró Bush, quien recordó que el “dirigente iraní ya anunció su interés de destruir a Israel”.

El gobernante subrayó el hecho de que durante su último encuentro con Putin, el mandatario ruso le reiteró compartir su opinión de que a Irán no le interesa verse aislado.

Dardos al Congreso. Por otro lado, el jefe de la Casa Blanca dedicó gran parte de la rueda de prensa a criticar al Congreso por su lentitud para aprobar otras prioridades nacionales.

Durante la conferencia de prensa, lanzó fuertes críticas al Legislativo, al indicar que en los últimos nueve meses los congresistas “no han logrado aprobar muchos proyectos importantes”.

Por otro lado, el jefe de la Casa Blanca subrayó que era importante ayudar a los israelíes y palestinos a avanzar en sus contactos, de cara a la conferencia internacional que se celebrará en Estados Unidos en noviembre.

“Los palestinos han recibido promesas todos estos años y necesitan ver que hay un esfuerzo serio y centrado para el establecimiento de un Estado palestino”, finalizó.