¿Tuanis mostacilla?, click aquí para registrarte y estar en toas.

Bienvenido a Foro de Costa Rica.

If this is your first visit, be sure to check out the FAQ by clicking the link above. You may have to register before you can post: click the register link above to proceed. To start viewing messages, select the forum that you want to visit from the selection below.

Resultados 1 al 2 de 2
  1. #1
    SUSPENDIDO POR FALTA DE CORREO VALIDO
    Fecha de ingreso
    08 abr, 11
    Mensajes
    3
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado Una historia con un final impactante.

    buenas a todos/as soy nuevo en el foro, he decidido estrenarme con un relato literario que tiene un fondo filosófico, creo que su mayor cualidad es el desenlace; espero que lo lean y me comenten que les a parecido.

    Naturaleza humana

    El gallo me despierta con su quejido característico dando la entrada al nuevo día, el ocaso de la luna empieza mientras los ardientes rayo de sol la echan, llevándose esa calma que me trae cada anochecer. Desde que despierto y salgo de mi ensueño dando paso a mi conciencia empieza mi martirio diario, en la monotonía del día a día me despierto, me lavo y desayuno, me llevan a una sala donde me imparten una erudición artificial; según mis profesores típica de mi clase social. Primeramente religión con el párroco del pueblo, luego geografía, economía donde me demuestran por que el sistema neo liberalista es el predilecto para las sociedades, luego historia, quien no conoce los 1000 años de la historia de su país vive en las sombras, me dice el profesor Gerardo una vez y otra cada vez que me pilla mirando a las musarañas.

    Tras estas insustanciosas horas viene esa bonita luna avisando a mis carceleros que utilizan el eufemismo de “tíos” de que es hora que me retire, para poder seguir martirizándome al día siguiente. Antes claro esta de una gran cena, donde la gorda de mi tía francisca y su hija Matilde devoran las carnes que no dejan hueco en la mesa, haciendo alarde de su apetito con cada bocado que dan, alguna vez entre bocado y bocado dejan caer alguna frase en defensa de su apetito, una mujer de clase alta se tiene que cuidar, dicen satisfechas de ese sobre peso que las condena a una vida sedentaria, mientras que el cacique de mi tío permanece ensoñado en su vino desde el otro extremo de la mesa, ¡ como lo envidio!, el por lo menos tiene vino para evadirse de esas malas pécoras, pero a mi ni siquiera me dejan probarlo, según ellos por mi enfermedad, o mejor dicho, por la enfermedad que quieren hacerme creer que tengo, traen todos los domingos al médico para que me examine y les de la medicina que tengo que tomarme diariamente, se creen que no se que es para declararme incapacitado una vez muerto mi padre, y así heredar su fortuna sin dejarme a mi nada, últimamente me la suministran una semana si y otra no para ver si evoluciono según ellos … mientras permanezco en mi ensoñación oigo el crujir de las viejas escaleras, alguien se acerca. Es la criada.

    - señorito Carlos su tía dice que baje a desayunar, ya que quiere ver su estado antes de partir al pueblo.

    - dígale a mi tía que esta mañana no me encuentro bien, creo que la fiebre de la semana pasada me ha vuelto.

    - muy bien.

    Mientras observo como se retira con sus movimientos extravagantes que tanto la caracteriza y tanto levantan el ímpetu de mi tío después de unas copas de mas, vuelvo a mi ensoñación.

    No entiendo por que me privan de libertad, si me pidieran un testamento a cambio de ella se lo firmaría ahora mismo, sin embargo, a esas sádicas criaturas las encanta tenerme encarcelado en su mansión, pero ¿ por que?, mas de una vez me lo he preguntado, y siempre llego a la misma deducción, ¡ su maldito deber cristiano!. Siempre que oigo el nombre de cristo miro al cielo y pienso, mira como sufro por tu culpa, ojala no hubieras existido, así por lo menos no impondrías caridades que mas que eso son castigos, y yo podría ser libre aunque pobre, dios mío como envidio a las encinas que observo desde mi ventana, o a los pájaros que se alejan yendo hacia las montañas, lo que me gustaría poder ser ellos e ir hacia esos pegotes azules que se observan a lo lejos, al no ver que hay en ellas, me imagino un mundo mágico donde todos mis deseos se cumplen. Pero se que a este paso jamás podré ver si mis pensamientos sobre ellas son reales o simplemente imaginaciones. Entre pensamiento y pensamiento el sueño me aqueja de nuevo y mis parpados se van cerrando poco a poco sin llegar a dormirme del todo, debido a que sin querer a veces acuden pensamientos de mi tía lo que me hace abrirlos, pero poco a poco se van disipando, ¿estoy dormido?.


    Pasado un tiempo el ruido de las verjas me despierta, me levanto rápidamente y observo desde la ventana a una manada de hombres saliendo aceleradamente, mientras observo como se alejan, un silencio ensordecedor me invade, miro al cielo, esta anocheciendo, se debería de estar escuchando el vocerío de mi tía y sus amigas en la sala de te.

    Me pongo lo mas rápido posible las botas, y salgo en calzoncillos al pasillo lentamente, esta todo apagado en la segunda planta, no hay nadie, sin embargo, del cuarto de estar de abajo percibo una luz rojiza y tenue, voy bajando las escaleras que relinchan con cada paso que doy, contra mas escalones bajo la luz se hace mas fuerte, hasta que llego a la puerta entre abierta que tengo a la derecha. La abro del todo con un movimiento brusco y la imagen de deja paralizado, no están las amigas de mi tía, simplemente mi tía que yace en el suelo boca arriba llena de sangre, y la cabeza de su hija entre sus senos, tras varios segundos de lapsos me fijo en la lámpara; esta manchada de sangre, he ahí la razón de la luz rojiza. Me acerco temblando a ella y me fijo en la cabeza de mi prima, esta totalmente degollada, le falta la mitad del pelo, ante la imagen me entran nauseas seguidas de un mareo, que se hace notar mientras caigo lentamente pero sin punto de equilibrio para reincorporarme sobre el cadáver de mi tía, viéndome en pocos instantes manchado de sangre. Me incorporo rápidamente y ahora con un pánico extremo salgo corriendo, al dirigirme a la puerta de la calle paso por la habitación de la criada viendo el cadáver de mi tío y el de la criada en el suelo desnudos, sin pararme doblo la cabeza hasta que no da más de sí, y la incorporo, este tío mío hasta a la muerte te fue disfrutando.

    Corría y corría en invierno con calzones atravesando los campos que para mí eran insólitos, no podía apartar mis pensamientos de quien habría cometido tan macabro asesinato mientras corría, ¿serían unos jornaleros insatisfechos de mi tío? Eso explicaría a los hombres que salían corriendo de la casa, sin embargo, mi tío recibía muchas visitas en el día, quizá al ver el panorama huían llenos de pánico por miedo a ser acusados de asesinato, quizá mi tía poseída por esa rara locura que tanto la azotaba había visto a mi tío yaciendo con la criada, y llena de ira los mató y luego mató a mi prima por haberlo presenciado, por último llena de culpabilidad se acabó matando ella. Sin embargo, ¿ por que no me mató a mí?, la aversión no era solo de mi hacia ella sino mutua, ¿ ya que había matado a su familia que mas daba uno mas?. Me pare de repente y mire hacia mi alrededor buscando el pueblo, fuera quien fuera tenía que acudir a la policía, sin embargo, me acudió de repente la idea de que pensarían, 4 muertos y un vivo, podrían sospechar que yo era el asesino, el cura cada vez que acudía a darme clase y me dejaba hablar saltaba con alguna blasfemia, su testimonio a favor de la errónea hipótesis me podría mandar a la muerte. Decidí seguir corriendo hacia lo desconocido, con mis sentimientos ambivalentes de miedo y curiosidad, pero por ningún momento tristeza, fuera quien fuera el autor me había dado la libertad, cada vez que lo pensaba no podía evitar esbozar una sonrisa. De repente me pare de seco, me temblaban las piernas, hasta el momento no había sido consciente del frío que hacia, las piernas me temblaban, y las fuerzas me flaqueaban, de repente me empecé a marear, mire a mi alrededor, estaba en medio de un bosque si me desmayaba moriría por el frío antes de que alguien me descubriera, intente mantenerme despierto pero fue inútil.

    Abrí los ojos y una luz cegadora me nublo la vista, ¿ estoy en el cielo?

    - No

    Oí rotundamente, acompañado de una sonrisa femenina. Me incorpore lo más rápido y enfrente estaba la mujer mas bella que había visto, “ solo mi imaginación podía concebir tal belleza”, sus ojos eran azules como el mar, su pelo parecían rayos de luz, y sus labios tenían una sensualidad increíble, tal era, que involuntariamente dije:

    -eres bella.

    De repente vi mi infracción, pero antes de pedir perdón, la mujer se levantó y me llevo sus dedos a mis labios sin dejarme articular palabra, a continuación acerco sus labios húmedos y beso los míos, tal fue mi excitación que mis genitales exhibieron una fuerza hasta ahora nunca sentida, a continuación deslizo su mano que hasta ahora acariciaba mi cara hasta mis partes, al llegar a ellas note que me faltaban los calzoncillos y empezó a acariciarme, el regocijo me invadió de una manera hasta ahora nunca vivida, retiro la manta que me tapaba, se levanto la falda y se puso encima de mi polla sujetándomela a la vez que se la introducía, la respiración se hizo mas fuerte en los 2 y mas aún cuando empezó a moverse , mientras votaba. Se bajo la parte de arriba del vestido, dejando al aire unos turgentes y grandes senos, lo que me excito aún mas, notaba como sus partes chorreaban, jamás había sentido a una mujer, sabía como se hacia por ver a mi tío con la criada mas de una vez, pero esta sensación era totalmente desconocida, no era nada que lo que los poetas hablaban; era sucio y pueril, ya que sudaba por sus partes debido al cansancio que le provocaba el movimiento, suponía … sin embargo, era placentero y a la vez bonito, pero no algo angelical sino una belleza carnal que ahora mismo me parecía mas placentera que el mismo cielo del que las escrituras hablaban, ¡ esto era la libertad!, ¡ la felicidad!, en fin era el verdadero cielo.




    - capitán Fernández traigo noticias sobre el asesino de la familia Suárez.

    - cuénteme

    - todos los indicios apuntan que los asesinatos fueron cometidos por el sobrino de la familia, que residía con ellos, su profesor y confesor espiritual nos ha dicho que era un inestable mental.

    - ¿ se sabe algo de su paradero?

    - por el momento no. Pero no se tardara en averiguar, ya que según parece el joven no conocía estas tierras, debido a su locura estaba encerrado.

    - perfecto busquen a fondo, y manténgame informado de cualquier indicio, tenemos que atraparlo y ejecutarlo lo mas rápido posible.



    Desde el momento de mi huida mi vida había cambia radicalmente, ahora vivía en el bosque con mi amada dulcinea, que nombre tan bello, si el quijote la hubiera visto en su camino itinerante hubiera encontrado a su gran amor, sin embargo, era mía y solo mía, era mi libertad hecha persona. Vivíamos en una cabaña, en lo mas recóndito del bosque, apartado de todo, pecando día tras día, o mejor dicho, siendo felices días tras día. Vivíamos de los frutos silvestres y la caza. Mas de una ves la pregunte como llegó a parar allí, y siempre evadía el tema, hasta que me dijo un día que era la hija bastarda del padre José, ¡ mi cura y confesor!, debido a sus amenazas se había tenido que esconder allí con su madre nada más nacer. Eso explicaba su rara forma de comunicarse, aunque la mía también lo era, éramos dos almas solitarias que habíamos decidido compartir nuestra soledad convirtiéndose en una bonita felicidad. Yacíamos la mayor parte del día y la noche, en eso consistía nuestra vida además de en alimentarnos y bañarnos cuando el tiempo lo permitía en el río tietar, tal era nuestro amor que no tardo en notarse, según pasaban los meses su tripa se hinchaba mas y mas hasta el año mas o menos que parió a un bello bebe. Este era algo raro ya que tenía los órganos genitales míos y de dulcinea, pero al verlos su madre me dijo, que era por tanto amor que habíamos tenido, este bello ser había nacido así para dar mas amor aún que sus padres, esto me tranquilizó enormemente y seguimos con nuestra bonita monotonía siendo felices.


    Hasta que un día mientras dulcinea estaba en el río batanando a nuestro ser bello salieron de la nada un montón de guardias civiles apresándome. Grite con todas mis fuerzas:

    - soltarme cabrones.

    Al oír mis gritos dulcinea se escondió entre unos arbustos que se introducían hasta el río.

    - no se resista o será peor.

    - ¿ que queréis?

    - hacer justicia. - respondió uno condecorado-

    Debía ser el jefe de esa panda de cretinos. Me revolví consiguiéndome soltar de un lado y golpeando al que me sujetaba por el otro, hasta que el jefe me golpeo fuertemente con una barra en la cabeza cayendo desplomado.


    De repente note un cubo de agua en la cara, y me levante de un sobresalto, estaba atado de pies y manos a una silla, enfrente mía estaba el capitán ( dejaba el cubo en el suelo) y mi cura José.

    - ¡por que me detienen cabrones! - grite exaltado-

    -¿Hijo mío acaso no sabes que mataste a tu familia dominado por tu enfermedad? - dijo el cura-

    - ¡ eso es mentira!

    - tranquilo hijo mío no tienes por que sufrir dentro de poco pondremos fin a tu agonía, médico de Madrid ya esta aquí para cumplir dicho cometido . Aunque te confesare antes.

    - ¿ confesarme? El que debería confesarse es usted, ¿o acaso se cree que no se, que tiene una hija bastarda?

    El cura se estremeció súbitamente y pidió al capitán que los dejara solo, nada más salir el cura empezó a hablar.

    - se a lo que te refieres, lo has dicho mientras agonizabas desmayado, pero estas enfermo hijo mío.

    - ¡cállese! A mi no me engaña maldito cura vicioso, se que dejó embarazada a una mujer y huyo.

    - bien ya has hablado. ¿me dejas ahora a mí?.

    - esta bien pero nada me hará cambiar de idea. - dije refunfuñando-

    - esta bien hijo mío pero quiero que te vayas al menos conociendo lo la verdad, Carlos tu sufres una enfermedad, tu mente te hace imaginar cosas que no existen y ver cosas que son fantasías. El médico te retiró tu medicina y acabaste matando a tu familia, supongo que por esa ansia de libertad que tanto me pedías y que yo lastimándolo no podía darte. Por ello mataste a tu familia en un momento de locura del que según el médico seguramente ni recuerdes, y después saliste corriendo al bosque donde te inventaste a una mujer ya que eso entendías como libertad, después como dicen tus delirios un hijo con los dos sexos, ese hijo eras lo que tu querrías ser, ya que entiendes la libertad como sexo, y en el veías al tener dos sexos mas libertad. Pero hijo mío todo es una imaginación de tu cabeza.

    - ¡ mientes ! - dije totalmente seguro

    - ¿estas seguro?

    - totalmente

    - esta bien te haré ver tu error, cuando alguna vez hablábamos sobre la gestación ¿ cuanto tardaba en producirse?

    - nueve meses.

    - pues tu solo has estado dos días fuera.

    Que decía este hombre, me estaba discutiendo a mi mismo que 2 años de mi vida me los había inventado, era imposible que un ser humano por muy demente que estuviera fuera capaz de tal hazaña, se lo había inventado el muy vil para que quedará en secreto su pecado.

    - ¡ mientes y mientes! Decía riendo.

    - ¿estas seguro?

    - ¡ si ! Ya me estas empezando a irritar maldito cura vicioso.

    Después de estas palabras su cara enrojeció de rabia lo que me hizo esbozar una sonrisa, y estuvo apunto de estallar, pero se consiguió controlar y me dijo:

    - una persona en dos años se lava, ¿ verdad?, mírate el cuerpo Carlos.

    Me mire hacia abajo, y por un momento mi ser dejó de existir, vi la sangre con la que me manché el día del asesinato, ¡ estaba con ella todavía!, todo era verdad … estaba loco. De repente las lagrimas empezaron a salirme involuntariamente y empecé a llorar como un recién nacido, estaba siendo consciente de todo, me venían a la consciencia impulsos que hasta ahora estaban ocultos, uno tras otro iban apareciendo los asesinatos, como maté primeramente a mi tía con un cuchillo de la cabeza, como la gorda de mi prima se abalanzo hacia mí, pero antes de agarrarme o de que gritará la rebané el cuello y seguí introduciendo el cuchillo (mientras la sangre salía en borbotones llegando hasta la lámpara) hasta quedarme con su cabeza en la mano, y como luego la introduje en los senos de mi tía con una señal de placer. Luego fui hasta la habitación de la criada y espere a que mi tío estuviera encima de ella jadeando para que no le diera tiempo a reaccionar y así fue, causándole primero la muerte a él y luego acto seguido, entre los gritos de la criada ( mas por mi risa diabólica y por mis ojos perdidos que por el asesinato) a ella. Pero no paró hay, recordé también como mate a mis padres … esto no sabía si era verdad, así que levante la cabeza y le pregunte al cura:

    - ¿maté también a mis padres?

    El afirmó positivamente con la cabeza, de repente mientras reflexionaba las lagrimas dejaron de brotar y cada vez que recreaba las imágenes mentalmente sentía un regocijo increíble, hasta tal punto que empecé a reír, sin mostrar ningún respeto en principio al cura, luego lo intente pero no podía parar.

    Mientras el loco reía y reía inmerso en su locura entró el capitán.

    - padre José ¿ se encuentra bien el loco?

    - si Capitán, no se alarme, esto no es la primera vez que pasa, cada vez que el médico le hace recordar pasa tres etapas, primero negación, segundo pánico y en la tercera por fin muestra su verdadera naturaleza, la de loco que es, empieza a reír horas hasta que queda asumido en un sueño profundo del que nadie le puede sacar. Por eso la noche para él es un bálsamo, donde dejar de ser loco y descansa, por eso el pobre perturbado es mas feliz soñando que despierto, ya que cuando esta despierto siempre es infeliz, siempre esta aquejado por un malestar hasta que le hacemos entrar en la locura y expresa su naturaleza, ya que el ser humano solo es feliz cuando es acorde a su naturaleza y a su vocación, el médico es feliz ejerciendo medicina y siendo cuerdo, y este tipo de loco matando mientras es loco, sin embargo, el médico también es feliz amando, yo creía que esto solo hacia feliz a los cuerdos, pero me hace preguntarme ¿ tan fuerte es el poder del amor, que hasta al loco le hace feliz? Como bien decía en su delirio … quizá le tendríamos que haber dejado morir siendo feliz con su locura en el bosque.

    - entiendo … pero ya es tarde el médico ya esta preparado para la lobotomía.

    - esta bien, pero espera. - dije mirando al loco que no paraba de reír-

    Yo te absuelvo en el nombre …

  2. #2
    Mostacilla Avatar de Tatycrfull
    Fecha de ingreso
    05 ene, 10
    Mensajes
    51
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado

    Me gusto mucho la forma en que lo redactaste, pero ahi hay un elemento que como que no encaja muy bien, no se que exactamente si la parte sexual con la muchacha y el bebe, ademas lo del tio con la sirvienta esta muy predecible, pero en general esta interesante.

 

 

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Temas similares

  1. Una historia con un final impactante.
    Por criticón en el foro Filosofía, Religión, Ficción y Ciencia
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 08/04/2011, 07:23
  2. una perra historia con un final feliz.
    Por magnus en el foro El refugio
    Respuestas: 9
    Último mensaje: 04/08/2010, 17:11
  3. Abuso Policial Grabado en video (impactante)
    Por ederol2 en el foro Solaz
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 18/09/2009, 14:59
  4. Impactante Accidente en Moto (video)
    Por ederol2 en el foro Solaz
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 06/09/2009, 20:07
  5. Impactante accidente (duele de solo verlo)
    Por ederol2 en el foro Solaz
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 23/02/2009, 12:21

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •