¿Tuanis mostacilla?, click aquí para registrarte y estar en toas.

Bienvenido a Foro de Costa Rica.

If this is your first visit, be sure to check out the FAQ by clicking the link above. You may have to register before you can post: click the register link above to proceed. To start viewing messages, select the forum that you want to visit from the selection below.

Resultados 1 al 17 de 17
  1. #1
    Chepo Avatar de joslopfa
    Fecha de ingreso
    29 oct, 07
    Mensajes
    394
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado Cuentos Cortos ...

    Bueno la idea es agarrar y que se pongan un cuento corto de lo que sea que nos deje algo en que pensar ... hay miles de cuentos de la india, de china, de todo lado que dejan cosas muy positivos y creo que vale la pena tener un espacio para compartirlos ... que opinan?

    Voy con el primero que me encanta .... es un cuento Zen ...

    Se dice que habia un empleado de la corte real que se encargaba de traer agua en dos gijarros, pero uno de los gijarros estaba roto y el agua se regaba durante el trayecto del rio al palacio del rey, por lo tanto el empleado tenia que hacer un par de viajes extras, al darse cuenta de esto el gijarro se sentia avergonzado.
    Un dia hablo con su duenio diciendole "Quiero pedirte disculpas porque se que debido a que estoy roto y derramo el agua y tienes que trabajar mas", el tipo vio que el gijarro era honesto en su dsculpa y le dijo que no se preocupara por eso porque de todo sale algo bueno y que se fijara en el camino la proxima vez que fueran a traer agua
    Al dia siguiente el gijarro se fijo y vio que el camino por donde el derramaba el agua estaba lleno de flores, al llegar su amo le dijo "Se que estas roto y derramas el agua, por eso he puesto semillas de flores para que las riegues todos los dias y hacer mas agradable mi camino de trabajo", al escuchar esto el gijarro comprendio que aunque el era diferente y no era bueno consevando el agua, tenia habilidades especiales y que podia hacer cosas buenas, por lo cual dejo de sentirse menos que los otros gijarros y se sintio orgulloso de lo que habia hecho

    La verdad adoro este cuento ... espero que aprendan mucho de el y poder llegar a leer sus cuentos pronto ... Saludos



  2. #2
    Tuanis Avatar de Lycaon
    Fecha de ingreso
    25 nov, 07
    Mensajes
    1,619
    Poder de reputación
    8

    Predeterminado

    Aqui una de Vlad Ţepeş aka Vlad el empalador aka Dracula aka Alucard aka Vlad III


    El comerciante

    Un buen día, un comerciante florentino se presentó en su castillo para denunciar que le habían robado una bolsa de monedas de oro. El príncipe le dijo que volviera al día siguiente. Cuando el mercader retornó al día siguiente, los ladrones y todos los miembros de sus familias estaban empalados en el patio de castillo. Frente a ellos, Vlad en su trono y la bolsa robada.

    Entonces el Empalador le pidió al comerciante que contara las monedas de la bolsa, para comprobar si faltaba alguna. El aterrorizado extranjero las contó cuidadosamente, y probablemente demasiado asustado para mentir, musitó finalmente: -Sobra una.

    Vlad le contestó: -Tu honradez te ha salvado. Si hubieras intentado quedártela, habrías acabado en la estaca más alta, junto con éstos..

  3. #3
    Chepo Avatar de joslopfa
    Fecha de ingreso
    29 oct, 07
    Mensajes
    394
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado

    Excelente historia ... a ver quien mas se anima ....


  4. #4
    Conoche Avatar de Luna-tik
    Fecha de ingreso
    21 nov, 07
    Mensajes
    3,351
    Poder de reputación
    10

    Predeterminado Re: Cuentos Cortos ...

    Cita Iniciado por joslopfa
    es un cuento Zen ...

    Se dice que habia un empleado de la corte real que se encargaba de traer agua en dos gijarros, pero uno de los gijarros estaba roto y el agua se regaba durante el trayecto del rio al palacio del rey, por lo tanto el empleado tenia que hacer un par de viajes extras, al darse cuenta de esto el gijarro se sentia avergonzado.
    Un dia hablo con su duenio diciendole "Quiero pedirte disculpas porque se que debido a que estoy roto y derramo el agua y tienes que trabajar mas", el tipo vio que el gijarro era honesto en su dsculpa y le dijo que no se preocupara por eso porque de todo sale algo bueno y que se fijara en el camino la proxima vez que fueran a traer agua
    Al dia siguiente el gijarro se fijo y vio que el camino por donde el derramaba el agua estaba lleno de flores, al llegar su amo le dijo "Se que estas roto y derramas el agua, por eso he puesto semillas de flores para que las riegues todos los dias y hacer mas agradable mi camino de trabajo", al escuchar esto el gijarro comprendio que aunque el era diferente y no era bueno consevando el agua, tenia habilidades especiales y que podia hacer cosas buenas, por lo cual dejo de sentirse menos que los otros gijarros y se sintio orgulloso de lo que habia hecho
    la "chispa divina" presente en todos, pero que ni nosotros mismos somos capaz de ver, en ocasiones...

  5. #5
    Chepo Avatar de Legalize_it
    Fecha de ingreso
    26 nov, 07
    Mensajes
    124
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado

    Que tuaniz, me gusta este post, y quisiera colaborar con una de esas historias zen, ahi les va:

    Un estudiante de artes marciales se aproximó al maestro con una pregunta.
    --Quisiera mejorar mi conocimiento de las artes marciales. Para conseguirlo, además de aprender contigo quisiera aprender con otro maestro, para dominar otros estilos distintos a los que tú defiendes, ¿ Qué piensas de esta idea, Maestro??
    Mirandolo tránquilamente, el maesrto se limitó a responderle:
    --El cazador que persigue a dos conejos no atrapa a ninguno.

  6. #6
    Chepo Avatar de joslopfa
    Fecha de ingreso
    29 oct, 07
    Mensajes
    394
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado Re: Cuentos Cortos ...

    Cita Iniciado por Luna-tik
    Cita Iniciado por joslopfa
    es un cuento Zen ...

    Se dice que habia un empleado de la corte real que se encargaba de traer agua en dos gijarros, pero uno de los gijarros estaba roto y el agua se regaba durante el trayecto del rio al palacio del rey, por lo tanto el empleado tenia que hacer un par de viajes extras, al darse cuenta de esto el gijarro se sentia avergonzado.
    Un dia hablo con su duenio diciendole "Quiero pedirte disculpas porque se que debido a que estoy roto y derramo el agua y tienes que trabajar mas", el tipo vio que el gijarro era honesto en su dsculpa y le dijo que no se preocupara por eso porque de todo sale algo bueno y que se fijara en el camino la proxima vez que fueran a traer agua
    Al dia siguiente el gijarro se fijo y vio que el camino por donde el derramaba el agua estaba lleno de flores, al llegar su amo le dijo "Se que estas roto y derramas el agua, por eso he puesto semillas de flores para que las riegues todos los dias y hacer mas agradable mi camino de trabajo", al escuchar esto el gijarro comprendio que aunque el era diferente y no era bueno consevando el agua, tenia habilidades especiales y que podia hacer cosas buenas, por lo cual dejo de sentirse menos que los otros gijarros y se sintio orgulloso de lo que habia hecho
    la "chispa divina" presente en todos, pero que ni nosotros mismos somos capaz de ver, en ocasiones...
    Yo siempre he dicho que todo en la vida es neutro, lo que hace negro o blanco es la forma de cada uno de ver las cosas, recuerdo cuando leia que en japon la misma palabra significa error oportunidad, la idea es buscar siempre el angulo por el cual veamos la luz en calquier situacion de la vida

    Mae Lega excelente historia como dice el refran el que mucha abarca poco aprieta ... jejejeje


  7. #7
    Chepo Avatar de joslopfa
    Fecha de ingreso
    29 oct, 07
    Mensajes
    394
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado

    Aca les dejo un cuento Sufi

    Nasrudin se dedico a usar una balsa para transportar gente y mercancias de una orilla a otra , cierto dia le toco a Nasrudin transportar un erudito, quien aprovecho la ocasion para entablar un dialogo y este le pregunto a Nasrudin:

    - Conoce Usted la grmatica? - pregunto el erudito
    - No, en absoluto - respondio Nasrudin
    - Bueno, permitame decirle que ha oerdido usted la mitad de la vida - replico con desde el erudito

    Poco despues el viento soplo y la barca esta a punto de ser tragada por las olas y justo antes de ise a pique Nasrudin pregunta al erudito:

    - Sabe usted nadar?
    - NO!!!! - contesto el aterrozidado erudito
    - Bueno permitame decirle que ha perdido usted toda su vida, porque nos estamos hundiendo

    es una historia brillante ...


  8. #8
    Tuanis Avatar de Lycaon
    Fecha de ingreso
    25 nov, 07
    Mensajes
    1,619
    Poder de reputación
    8

    Predeterminado

    UN EJEMPLO DE MISERICORDIA

    Una madre solicitó a Napoleón el perdón de su hijo. El emperador dijo que era el segundo delito que cometía el hombre y que la justicia exigía su ejecución.
    "No pido justicia", dijo la madre, "pido misericordia".
    "Pero señora", respondió el emperador, "no merece misericordia alguna".
    "Su excelencia", prosiguió la madre, "si se la mereciera, no sería misericordia, y misericordia es todo lo que le pido".
    "Muy bien", dijo el emperador, "tendré misericordia". Y así se salvó la vida de su hijo.

  9. #9
    Chepo Avatar de joslopfa
    Fecha de ingreso
    29 oct, 07
    Mensajes
    394
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado

    Aca les dejo otro cuento Zen, que habla de lo que se logra con confianza en uno mismo ...

    Durante una batalla, un general japonés decidio atacar aun cuando su ejercito era muy inferior en numero. Estaba confiado que ganaria, pero sus hombres estaban llenos de duda. Camino a la batalla, se detuvieron en una capilla. Despues de rezar con sus hombres, el general saco una moneda y dijo:
    - Ahora tirare esta moneda. Si es cara, ganaremos. Se es cruz, perderemos. El destino se revelara
    Tiro la moneda en el aire y todos miraron atentos como aterrizaba. Era cara. Los soldados estaban tan contentos y confiados que atacaron vigorosamente al enemigo y consiguieron la victoria. Despues de la batalla, un teniente le dijo el general:
    - Nadie puede cambiar el destino.
    - Es verdad, contestó el general mientras mostraba la moneda al teniente, que tenía cara en ambos lados.

  10. #10
    En to'as Avatar de Jag Lake
    Fecha de ingreso
    22 oct, 07
    Mensajes
    761
    Poder de reputación
    7

    Predeterminado

    Una madre muy preocupada de que su hijo de 15 años ya fuera adicto al vicio del fumado , lo llevó donde un reconocido médico para que este hiciera que su hijo dejara de fumar.
    Cuando entraron al consultorio del médico , la madre desesperada le dijo : __Doctor , por favor , dígale a mi hijo que NO FUME__
    El médico en silencio, luego de examinar brevemente al muchacho , se vuelve a la madre y le dice : __Por favor tráigamelo de nuevo ,dentro de un mes___
    La mujer acepta y se lleva a su hijo , que durante ese mes no paró de fumar.
    Cumplido el plazo , la madre vuelve con el joven donde el médico, este sienta al muchacho frente a el y le dice muy despacio : Joven , deje de fumar...___La madre se queda un rato esperando y al fin le dice al médico ¿ eso es todo ?
    __Eso es todo__le dice el médico , usted me dijo que le dijera "DEJE DE FUMAR ", y eso es lo que e hecho
    La madre indignada le reclama__Pero entonces ¿ por que no se lo dijo hace un mes , cuando vinimos por vez primera ?
    __No podía señora , pues hace un mes YO , no había dejado de fumar.


    Ojalá se entienda , esta historia siempre me ha gustado mucho.

  11. #11
    Chepo Avatar de joslopfa
    Fecha de ingreso
    29 oct, 07
    Mensajes
    394
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Jag Lake
    Una madre muy preocupada de que su hijo de 15 años ya fuera adicto al vicio del fumado , lo llevó donde un reconocido médico para que este hiciera que su hijo dejara de fumar.
    Cuando entraron al consultorio del médico , la madre desesperada le dijo : __Doctor , por favor , dígale a mi hijo que NO FUME__
    El médico en silencio, luego de examinar brevemente al muchacho , se vuelve a la madre y le dice : __Por favor tráigamelo de nuevo ,dentro de un mes___
    La mujer acepta y se lleva a su hijo , que durante ese mes no paró de fumar.
    Cumplido el plazo , la madre vuelve con el joven donde el médico, este sienta al muchacho frente a el y le dice muy despacio : Joven , deje de fumar...___La madre se queda un rato esperando y al fin le dice al médico ¿ eso es todo ?
    __Eso es todo__le dice el médico , usted me dijo que le dijera "DEJE DE FUMAR ", y eso es lo que e hecho
    La madre indignada le reclama__Pero entonces ¿ por que no se lo dijo hace un mes , cuando vinimos por vez primera ?
    __No podía señora , pues hace un mes YO , no había dejado de fumar.


    Ojalá se entienda , esta historia siempre me ha gustado mucho.
    Excelente historia .... la verdad que ojala esto se aplicara mas seguido, ahi vemos que es mas facil hablar por hablar ...

  12. #12
    Chepo Avatar de joslopfa
    Fecha de ingreso
    29 oct, 07
    Mensajes
    394
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado

    Aca dejo otra que es buenisima ...

    El Pescador y la Botella Magica

    Un pescador encontró entre sus redes una botella de cobre con el tapón de plomo. Parecía muy antigua. Al abrirla salió de repente un genio maravilloso que una vez liberado le dijo al pescador:

    -Te concedo tres deseos por haberme sacado de mi encierro. ¿Cuál es tu primer deseo?

    -Me gustaría que me hicieras lo bastante inteligente y claro como para hacer una elección perfecta de los otros dos deseos -dijo el pescador.

    -Hecho -dijo el genio-, y ahora, ¿cuáles son tus otros dos deseos?

    El pescador reflexionó un momento y dijo:

    -Muchas gracias, no tengo más deseos.

  13. #13
    Conoche Avatar de Luna-tik
    Fecha de ingreso
    21 nov, 07
    Mensajes
    3,351
    Poder de reputación
    10

    Predeterminado

    Cita Iniciado por Jag Lake
    Una madre muy preocupada de que su hijo de 15 años ya fuera adicto al vicio del fumado , lo llevó donde un reconocido médico para que este hiciera que su hijo dejara de fumar.
    Cuando entraron al consultorio del médico , la madre desesperada le dijo : __Doctor , por favor , dígale a mi hijo que NO FUME__
    El médico en silencio, luego de examinar brevemente al muchacho , se vuelve a la madre y le dice : __Por favor tráigamelo de nuevo ,dentro de un mes___
    La mujer acepta y se lleva a su hijo , que durante ese mes no paró de fumar.
    Cumplido el plazo , la madre vuelve con el joven donde el médico, este sienta al muchacho frente a el y le dice muy despacio : Joven , deje de fumar...___La madre se queda un rato esperando y al fin le dice al médico ¿ eso es todo ?
    __Eso es todo__le dice el médico , usted me dijo que le dijera "DEJE DE FUMAR ", y eso es lo que e hecho
    La madre indignada le reclama__Pero entonces ¿ por que no se lo dijo hace un mes , cuando vinimos por vez primera ?
    __No podía señora , pues hace un mes YO , no había dejado de fumar.


    Ojalá se entienda , esta historia siempre me ha gustado mucho.
    sencilla y particularmente.... GENIAL!!

  14. #14
    Chepo Avatar de joslopfa
    Fecha de ingreso
    29 oct, 07
    Mensajes
    394
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado

    Aca hay otra de un Samurai .... y creo que uno puede aprender demasiado de esta ...

    Había una vez en el antiguo Japón, un viejo samurai , ya retirado que se dedicaba a enseñar el arte de la meditación a sus jóvenes alumnos. A pesar de su avanzada edad, corría la leyenda que todavía era capaz de derrotar a cualquier adversario.

    Cierto día apareció por allí un guerrero con fama de ser el mejor en su género. Era conocido por su total falta de escrúpulos y por ser un especialista en la técnica de la provocación. Este guerrero esperaba que su adversario hiciera el primer movimiento y después con una inteligencia privilegiada para captar los errores del contrario atacaba con una velocidad fulminante. Nunca había perdido un combate.

    Sabiendo de la fama del viejo samurai, estaba allí para derrotarlo y así aumentar su fama de invencible. El viejo aceptó el reto y se vieron en la plaza pública con todos los alumnos y gentes del lugar. El joven empezó a insultar al viejo maestro. Le escupió, tiró piedras en su dirección, le ofendió con todo tipo de desprecios a él, sus familiares y antepasados. Durante varias horas hizo todo para provocarlo, pero el viejo maestro permaneció impasible. Al final de la tarde, exhausto y humillado, el joven guerrero se retiró.

    Los discípulos corrieron hacia su maestro y le preguntaron cómo había soportado tanta indignidad de manera cobarde sin sacar su espada, asumiendo el riesgo de ser vencido.

    -Si alguien te hace un regalo y tu no lo aceptas, ¿a quién pertenece ese regalo? -preguntó el samurai.

    -A quién intentó entregarlo -respondió un discípulo.

    -Pues lo mismo vale para la rabia, la ira, los insultos y la envidia -dijo el maestro-, cuando no son aceptados continúan perteneciendo a quien los cargaba consigo.

  15. #15
    Chepo Avatar de joslopfa
    Fecha de ingreso
    29 oct, 07
    Mensajes
    394
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado

    Otro cortito ... Sufi

    Un día, el juez pidió a Nasrudín que le ayudara a resolver un problema legal.
    - ¿Cómo me sugerirías que castigue a un difamador?
    - Córtales las orejas a todos los que escuchan sus mentiras -replicó el mulá.

  16. #16
    Mostacilla
    Fecha de ingreso
    06 nov, 08
    Mensajes
    54
    Poder de reputación
    0

    Predeterminado Re: Cuentos Cortos ...

    el zopilote. KAFKA

    Un zopilote estaba mordisqueándome los pies. Ya había despedazado mis botas y calcetas, y ahora ya estaba mordiendo mis propios pies. Una y otra vez les daba un mordisco, luego me rondaba varias veces, sin cesar, para después volver a continuar con su trabajo. Un caballero, de repente, pasó, echó un vistazo, y luego me preguntó por qué sufría al zopilote.

    -Estoy perdido -le dije-. Cuando vino y comenzó a atacarme, yo por supuesto traté de hacer que se fuera, hasta traté de estrangularlo, pero estos animales son muy fuertes... estuvo a punto de echarse a mi cara, mas preferí sacrificar mis pies. Ahora están casi deshechos.

    -¡Vete tú a saber, dejándote torturar de esta manera! -me dijo el caballero-. Un tiro, y te echas al zopilote.

    -¿En serio? -dije-. ¿Y usted me haría el favor?

    -Con gusto -dijo el caballero- sólo tengo que ir a casa por mi pistola. ¿Podría usted esperar otra media hora?

    -Quién sabe -le dije, y me estuve por un momento, tieso de dolor. Entonces le dije-: Sin embargo, vaya a ver si puede... por favor.

    -Muy bien -dijo el caballero- trataré de hacerlo lo más pronto que pueda.

    Durante la conversación, el zopilote había estado tranquilamente escuchando, girando su ojo lentamente entre mí y el caballero. Ahora me había dado cuenta que había estado entendiéndolo todo; alzó ala, se hizo hacia atrás, para agarrar vuelo, y luego, como un jabalinista, lanzó su pico por mi boca, muy dentro de mí. Cayendo hacia atrás, me alivió el sentirle ahogarse irremediablemente en mi sangre, la cual estaba llenando cada uno de mis huecos, inundando cada una de mis costas.


    EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEAAAAAAAAAAAAAAAAA AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!!!!!!!!

  17. #17
    Compita Avatar de DXavier
    Fecha de ingreso
    18 jun, 08
    Mensajes
    2,242
    Poder de reputación
    9

    Predeterminado Re: Cuentos Cortos ...

    Los Otros Dioses - H.P Lovecraft

    En la cima del pico más alto del mundo habitan los dioses de la tierra, y no soportan que ningún hombre se jacte de haberlos visto. En otro tiempo poblaron los picos inferiores; pero los hombres de las llanuras se empeñaron siempre en escalar las laderas de roca y de nieve, empujando a los dioses hacia montañas cada vez más elevadas, hasta hoy, en que sólo les queda la última. Al abandonar sus cumbres anteriores se llevaron sus propios signos, salvo una vez que, según se dice, dejaron una imagen esculpida en la cara del monte llamado Ngranek.

    Pero ahora se han retirado a la desconocida Kadath del desierto frío, en donde los hombres no entran jamás, y se han vuelto severos; y si en otro tiempo soportaron que los hombres los desplazaran, ahora les han prohibido que se acerquen; pero si lo hacen, les impiden marcharse. Conviene que los hombres no sepan dónde esta Kadath; de lo contrario, tratarían de escalarla en su imprudencia.

    A veces, en la quietud de la noche, cuando los dioses de la tierra sienten añoranza, visitan los picos donde moraron una vez, y lloran en silencio al tratar de jugar en silencio en las recordadas laderas. Los hombres han sentido las lágrimas de los dioses sobre el nevado Thurai, aunque creyeron que era lluvia; y han oído sus suspiros en los quejumbrosos vientos matinales de Lerion. Los dioses suelen viajar en las naves de nubes, y los sabios campesinos tienen leyendas que les disuaden de acercarse a ciertos picos elevados por la noche cuando el cielo se nubla, porque los dioses no son tan indulgentes como antaño.

    En Ulthar, más allá del río Skai, vivía una vez un anciano que deseaba contemplar a los dioses de la tierra; este hombre conocía profundamente los siete libros crípticos de la Tierra y estaba familiarizado con los Manuscritos Pnakóticos de la distante y helada Lomar. Se llamaba Barzai el Sabio, y los lugareños cuentan cómo escaló una montaña la noche del extraño eclipse.

    Barzai sabía tantas cosas sobre los dioses que podía contar sus idas y venidas; y adivinaba tantos secretos que se tenía a si mismo por un semidiós. Fue él quien aconsejó prudentemente a los diputados de Ulthar cuando aprobaron la famosa ley que prohibía matar gatos, y quien dijo al joven sacerdote Atal adónde se habían ido los gatos negros, en la medianoche de la víspera de san Juan. Barzai estaba profundamente versado en la ciencia de los dioses de la tierra, y le habían entrado deseos de ver sus rostros. Creía que su hondo y secreto conocimiento de los dioses lo protegería de la ira de éstos, y decidió escalar la cima del elevado y rocoso Hatheg-Kla una noche en que sabía que los dioses estarían allí.

    El Hatheg-Kla está en el desierto pedregoso que se extiende más allá de Hatheg, del cual recibe el nombre, y se alza como una estatua de roca en un templo silencioso. Las brumas juegan lúgubremente alrededor de su cima porque las brumas son los recuerdos de los dioses, y los dioses amaban el Hatheg-Kla cuando habitaban en él, en otro tiempo. Frecuentemente visitan los dioses de la tierra el Hatheg-Kla, en sus naves de nube, y derraman pálidos vapores sobre las laderas cuando danzan añorantes en la cima, bajo una luna clara. Los aldeanos de Hatheg dicen que no conviene escalar el Hatheg-Kla en ningún momento, y que es fatal hacerlo de noche, cuando los pálidos vapores ocultan la cima y la luna; sin embargo, no les escuchó Barzai cuando llegó de la vecina Ulthar con el joven sacerdote Atal, su discípulo. Atal sólo era hijo de posadero, y a veces tenía miedo; pero el padre de Barzai había sido un noble que vivió en un antiguo castillo, por lo que no había supersticiones vulgares en sus venas, y se reía de los atemorizados aldeanos.

    Barzai y Atal salieron de Hatheg hacia el pedregoso desierto, a pesar de los ruegos de los campesinos, y charlaron sobre los dioses de la tierra junto a su fogata, por las noches. Viajaron durante muchos días, hasta que divisaron a lo lejos al altísimo Hatheg-Kla con su halo de lúgubre bruma. El décimo tercer día llegaron al pie de la solitaria montaña, y Atal confesó sus temores. Pero Barzai era viejo, sabio, y no conocía el miedo, así que marchó delante osadamente por la ladera que ningún hombre había escalado desde los tiempos de Sansu, de quien hablan con temor los mohosos Manuscritos Pnakóticos.

    El camino era rocoso y peligroso a causa de los precipicios y acantilados y aludes. Después se volvió frío y nevado; y Barzai y Atal resbalaban a menudo, y se caían, mientras se abrían camino con bastones y hachas. Finalmente el aire se enrareció, el cielo cambió de color, y los escaladores encontraron que era difícil respirar; pero siguieron subiendo más y más, maravillados ante lo extraño del paisaje, y emocionados pensando en lo que sucedería en la cima, cuando saliera la luna y se extendieran los pálidos vapores. Durante tres días estuvieron subiendo más y más, hacia el techo del mundo; luego acamparon, en espera de que se nublara la luna.

    Durante cuatro noches esperaron en vano las nubes, mientras la luna derramaba su frío resplandor a través de las tenues y lúgubres brumas que envolvían el mudo pináculo. Y la quinta noche, en que salió la luna llena, Barzai vio unos nubarrones densos a lo lejos, por el norte, y ni él ni Atal se acostaron, observando cómo se acercaban. Espesos y majestuosos, navegaban lenta y deliberadamente; rodearon el pico muy por encima de los observadores, y ocultaron la luna y la cima. Durante una hora larga estuvieron observando los dos, mientras los vapores se arremolinaban y la pantalla de nubes se espesaba y se hacía más inquieta. Barzai era versado en la ciencia de los dioses de la tierra, y escuchaba atento los ruidos; pero Atal, que sentía el frío de los vapores y el miedo de la noche, estaba aterrado. Y aunque Barzai siguió subiendo más y más, y le hacía señas ansiosamente para que fuera también, Atal tardó mucho en decidirse a seguirlo.

    Tan densos eran los vapores que la marcha resultaba muy penosa; y aunque Atal lo siguió al fin, apenas podía ver la figura gris de Barzai en la borrosa ladera, arriba, a la luz nublada de la luna. Barzai marchaba muy delante; y a pesar de su edad, parecía escalar con más soltura y facilidad que Atal, sin miedo a la pendiente que empezaba a ser demasiado pronunciada y peligrosa, salvo para un hombre fuerte y temerario, y sin detenerse ante los grandes y negros precipicios que Atal apenas podía saltar. Y de este modo escalaron intensamente rocas y precipicios, resbalando y tropezando, sobrecogidos a veces ante el impresionante silencio de los fríos y desolados pináculos y mudas pendientes de granito.

    Súbitamente, Barzai desapareció de la vista de Atal, y salvó una tremenda cornisa que parecía sobresalir y cortar el camino a todo escalador que no estuviese inspirado por los dioses de la tierra. Atal estaba muy abajo, pensando qué haría cuando llegara a dicho punto, cuando observó curiosamente que la luna había aumentado, como si el despejado pico y lugar de reunión de los dioses estuviese muy cerca. Y mientras gateaba hacia la cornisa saliente y hacia el cielo iluminado, sintió los más grandes terrores de su vida. Y entonces, a través de las brumas de arriba, oyó la voz de Barzai que gritaba locamente, de gozo:

    -¡He oído a los dioses! ¡He oído a los dioses de la tierra cantar dichosos en el Hatheg-Kla! ¡Barzai el profeta conoce las voces de los dioses de la tierra! Las brumas son tenues y la luna brillante; hoy veré a los dioses danzar frenéticos en el Hatheg-Kla que tanto amaron en su juventud. La sabiduría hace a Barzai más grande aún que los dioses de la tierra, y los encantos y barreras de todos ellos no pueden nada contra su voluntad; Barzai contemplará a los dioses de la tierra, aunque ellos detesten ser contemplados por los hombres.

    Atal no podía oír las voces que Barzai oía, pero ahora estaban cerca de la cornisa, y buscaba un paso. Y entonces oyó crecer la voz de Barzai de forma más sonora y estridente:

    -La niebla es muy tenue, y la luna arroja sombras sobre las laderas; las voces de los dioses de la tierra son violentas y airadas; temen la llegada de Barzai el Sabio, porque es más grande que ellos... La luz de la luna fluctúa, y los dioses de la tierra danzan frente a ella; veré danzar sus formas, saltando y aullando a la luz de la luna... La luz se debilita; los dioses tienen miedo...

    Mientras Barzai gritaba estas cosas, Atal notó un cambio espectral en todo el aire, como si las leyes de la tierra cedieran ante otras leyes superiores; porque aunque el sendero era más pronunciado que nunca, el ascenso se había vuelto espantosamente fácil, y la cornisa apenas fue un obstáculo cuando llegó a ella y trepó peligrosamente por su cara convexa. El resplandor de la luna se había apagado extrañamente; y mientras Atal se adelantaba en las brumas, monte arriba, oyó a Barzai el Sabio gritar entre las sombras:

    -La luna es oscura y los dioses danzan en la noche; hay terror en la noche; hay terror en el cielo, pues la luna ha sufrido un eclipse que ni los libros humanos ni los dioses de la tierra han sido capaces de predecir... Hay una magia desconocida en el Hatheg-Kla, pues los gritos de los dioses asustados se han convertido en risas, y las laderas de hielo ascienden interminablemente hacia los cielos tenebrosos, en los que ahora me sumerjo... ¡Eh! ¡Eh! ¡Al fin! ¡En la débil luz, he percibido a los dioses de la tierra!

    Y entonces Atal, deslizándose monte arriba con vertiginosa rapidez por inconcebibles pendientes, oyó en la oscuridad una risa repugnante, mezclada con gritos que ningún hombre puede haber oído salvo en el Fleguetonte de inenarrables pesadillas; un grito en el que vibró el horror y la angustia de una vida tormentosa comprimida en un instante atroz:

    -¡Los otros dioses! ¡Los otros dioses! ¡Los dioses de los infiernos exteriores que custodian a los débiles dioses de la tierra!... ¡Aparta la mirada!... ¡Retrocede!... ¡No mires! ¡No mires! La venganza de los abismos infinitos... Ese maldito, ese condenado precipicio... ¡Misericordiosos dioses de la tierra, estoy cayendo al cielo!

    Y mientras Atal cerraba los ojos, se taponaba los oídos, y trataba de descender luchando contra la espantosa fuerza que lo atraía hacia desconocidas alturas, siguió resonando en el Hatheg-Kla el estallido terrible de los truenos que despertaron a los pacíficos aldeanos de las llanuras y a los honrados ciudadanos de Hatheg, de Nir y de Ulthar, haciéndoles detenerse a observar, a través de las nubes, aquel extraño eclipse que ningún libro había predicho jamás. Y cuando al fin salió la luna, Atal estaba a salvo en las nieves inferiores de la montaña, fuera de la vista de los dioses de la tierra y de los otros dioses.

    Ahora se dice en los mohosos Manuscritos Pnakóticos que Sansu no descubrió otra cosa que rocas mudas y hielo, la vez que escaló el Hatheg-Kla en la juventud del mundo. Sin embargo, cuando los hombres de Ulthar y de Nir y de Hatheg reprimieron sus temores y escalaron ese día esa cumbre encantada en busca de Barzai el Sabio, encontraron grabado en la roca desnuda de la cima un símbolo extraño y ciclópeo de cincuenta codos de ancho, como si la roca hubiese sido hendida por un titánico cincel. Y el símbolo era semejante al que los sabios descubrieron en esas partes espantosas de los Manuscritos Pnakóticos tan antiguas que no se pueden leer. Eso encontraron.

    Jamás llegaron a encontrar a Barzai el Sabio, ni lograron convencer al santo sacerdote Atal para que rezase por el descanso de su alma. Y todavía hoy las gentes de Ulthar y de Nir y de Hatheg tienen miedo de los eclipses, y rezan por la noche cuando los pálidos vapores ocultan la cumbre de la montaña y la luna. Y por encima de las brumas de Hatheg-Kla los dioses de la tierra danzan a veces con nostalgia, porque saben que no corren peligro y les encanta venir a la desconocida Kadath en sus naves de nube a jugar como antaño, como hacían cuando la tierra era nueva y los hombres no escalaban las regiones inaccesibles.

    Fin?

 

 

Información de tema

Usuarios viendo este tema

Actualmente hay 1 usuarios viendo este tema. (0 miembros y 1 visitantes)

Marcadores

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •